Frecuencia de pulso normal para una persona sana

La comprobación de su pulso es generalmente una de las primeras cosas que sucede cuando usted visita a su doctor. Esta prueba simple es rápida y sin dolor, y proporciona información sobre su salud en general. También puede ser un factor importante para hacer un diagnóstico. Lo que se considera una frecuencia de pulso normal varía según su edad, sexo y aptitud cardiovascular. Su pulso también se ve afectado por influencias temporales, como el uso de medicamentos, el estrés, el estado de hidratación y la actividad física.

Pulso sano

El rango normal de pulso en reposo para adultos es de 60 a 100 latidos por minuto. Los rangos normales varían según la edad, y las mujeres suelen tener frecuencias de pulso ligeramente superiores en comparación con los hombres. Las personas que están físicamente en forma a menudo tienen ritmo cardíaco en reposo más lento porque un corazón más fuerte puede bombear más sangre con cada contracción. Si usted está de pie, es probable que su pulso sea mayor que cuando está sentado o acostado porque su corazón debe trabajar más duro para bombear la sangre alrededor del cuerpo contra la fuerza de la gravedad.

Factores que Influyen en la Frecuencia Cardíaca

Junto con la edad y el nivel de condición física, otros factores influyen en la frecuencia del pulso. Los medicamentos comúnmente usados ​​para tratar enfermedades del corazón, incluyendo bloqueadores beta y bloqueadores de los canales de calcio, disminuyen su frecuencia cardíaca. Emociones como la emoción, la ansiedad, el estrés y el miedo pueden hacer que su corazón compita. La temperatura también juega un papel. Cuando su temperatura corporal sube, su pulso sí, también. Su ritmo cardíaco en reposo también cambia con su nivel de esfuerzo físico, así que tome su pulso después de descansar durante unos 10 a 15 minutos.

Frecuencia de pulso normal durante el ejercicio

Cuando haces ejercicio, tu corazón late más rápido porque tus músculos y órganos necesitan más sangre rica en oxígeno. El ejercicio aeróbico moderadamente intenso, como caminar rápido o andar en bicicleta, normalmente eleva su pulso a 50 a 75 por ciento de su ritmo cardíaco máximo, que es alrededor de 220 menos su edad. Ejercicio más vigoroso, como trotar o jugar al baloncesto, acelera su pulso y frecuencia cardíaca hasta 75 a 85 por ciento de su tasa máxima. Su pulso regresará gradualmente al nivel de reposo después de dejar de hacer ejercicio.

Ritmo importa

Al tomar su pulso, su proveedor de atención médica toma nota de la frecuencia y el ritmo. Una frecuencia cardíaca o ritmo anormal se conoce como arritmia. Un ritmo ocasional o un ritmo extra es común y generalmente no es motivo de preocupación. Sin embargo, las anomalías persistentes o recurrentes del ritmo cardiaco requieren una evaluación médica. Los ritmos anormales pueden afectar a un corazón sano normal.

Advertencias y precauciones

Llame a su médico si su pulso está constantemente por encima o por debajo de los niveles normales, o si nota una tasa o ritmo anormal combinado con signos y síntomas de advertencia, tales como: – sensación de golpear o acelerar el corazón, – mareos, aturdimiento o Desmayo – mala o disminución de la tolerancia al ejercicio – dificultad para respirar o respiración rápida con esfuerzo mínimo Revisado por: Tina M. St. John, MD