Cómo dar un masaje de tejido profundo

Los masajes de tejidos profundos se centran en aliviar la tensión dentro de la musculatura del cuerpo. Para dar un buen masaje de tejido profundo, necesitará conocer los fundamentos de la anatomía del músculo humano, cómo aplicar correctamente presión profunda sin causar dolor y cómo identificar las áreas que necesitan más atención. Los masajistas profesionales asisten a muchas horas de escuela y practican sus técnicas diariamente. Incluso sin todo ese entrenamiento, puedes dar un agradable masaje de tejido profundo aprendiendo lo básico.

Familiarícese con la anatomía básica de los músculos en las áreas que desea aprender a masajear. Un buen lugar para empezar es la parte de atrás. Usted puede encontrar buenas imágenes de la musculatura de la espalda a través del enlace en Recursos. Tenga estas imágenes a mano mientras practica masajear a alguien, e intente igualar los músculos que siente en su espalda con lo que ve en la imagen.

Comience un masaje aplicando algunos aceites de masaje a la zona y ejecutando su antebrazo, colocados en sentido cruzado, arriba y abajo de un lado de la espalda de su cliente. No empuje con el antebrazo, pero inclínese con su peso y deje que su antebrazo se deslice por la espalda antes de deslizar hacia atrás. Evite empujar las superficies óseas mientras trabaja, especialmente la columna vertebral.

Utilice las yemas de los dedos o los pulgares para investigar los músculos individuales y los límites entre ellos. Comience a aplicar una presión más centrada al inclinarse en las yemas de los dedos o los pulgares a medida que avanza. Busque nudos tensos o zonas donde la movilidad muscular parece más limitada. Estas son las áreas que su cliente a menudo dicen sentir tierno cuando se presiona sobre ellos. Estas son también las áreas que requieren más atención.

Aplique una mayor presión a los nudos oa las áreas tensas apoyándose en las yemas de los dedos o los pulgares y permitiéndoles hundirse lentamente en el músculo. No empuje con los hombros ni intente suavizar los nudos demasiado rápido. Tener paciencia y permitir que su suave presión para lograr una mayor penetración en el tejido o puede causar dolor.

Consulte con la persona que está masajeando para averiguar qué se siente bien y para asegurarse de que no está causando dolor. Comunicación constante es una necesidad si no eres un profesional.